La maternidad y la paternidad

La maternidad es un proceso evolutivo y vital, propio del desarrollo psicobiológico humano, pero diferente de la época histórica y de la cultura en la que se de. Ser madre

en la especie humana, excede solamente el hecho biológico, significando también un hecho social, cultural, histórico y psicológico/emocional.


La maternidad es una una fase del desarrollo psicoafectivo de la mujer que supera ampliamente el acontecimiento biológico.


Es un momento vital especialmente necesitado de apoyo psicosocial, cuidados físicos, bienestar físico y emocional y confianza en el propio cuerpo y sus recursos, necesidades poco comprendidas y satisfechas en la cultura occidental, y que en muchas ocasiones son sustituídas por regalos, accesorios y prácticas excesivamente instrumenalizadas.



El papel del padre en el embarazo no es biológico. Pero su apoyo es muy importante ya antes, en todo el proceso preconceptivo. El paternaje no se mide en clase de tareas sino en tiempo dedicado a la crianza. Se trata de ser un equipo y de funcionar como tal. Eso es igualdad. El papel será cambiante. Las necesidades de soporte a la pareja irán cambiando a medida que vaya pasando el tiempo. El padre tiene un papel de actor

principal junto al de la madre, los dos bailan en el proceso de educar, una pareja de baile compenetrada, dónde en muchas ocasiones creemos ver sólo dos pies

en vez de cuatro. El otro vértice del triangulo del amor entre madre-lactante y padre.

4 vistas
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
Síguenos

©  2017 por Mawu